Cómo Encontrar un Abogado de Bienes o de Fideicomisos

Cuando busque un abogado para que le ayude con su patrimonio o fideicomiso, tal vez se pregunte, ¿cuál es el mejor lugar para buscar? Desafortunadamente, usted no puede frotar una lámpara mágica y pedirle a un abogado que comparezca, pero puede hacer un trabajo de investigación por su cuenta para descubrir uno que sea una buena combinación para usted. Consulte los siguientes recursos cuando busque un abogado:

  • Directorio telefónico o motor de búsqueda: Su primer pensamiento puede ser correr a su directorio telefónico y empezar a hojear los listados, o encender su computadora y comenzar una búsqueda. Es muy probable que vea páginas y páginas de abogados en la lista. Usted probablemente notará múltiples anuncios publicitarios que promocionan la experiencia de este o aquel bufete con varios tipos de leyes, aunque no debe ignorar la guía telefónica (o cualquier otra forma de publicidad) cuando busque un abogado para que lo ayude, no confíe completamente en esta información. Nadie está comprobando la validez de las afirmaciones que se hacen en publicidad, y cualquier persona con un título en derecho puede colgar una teja que diga que se concentra en esta área. Sólo porque alguien diga que es competente no significa que lo sea.
  • Martindale-Hubbell: Esta base de datos enumera la mayoría de los abogados en los Estados Unidos, así como muchos de los que están en países extranjeros; no estamos seguros de que consideraríamos usar un abogado que no estuviera en la lista de Martindale-Hubbell. No sólo puede buscar abogados y bufetes de abogados por tipo de práctica (usted quiere Fideicomisos y Sucesiones o Testamentos y Sucesiones) y ubicación, sino que también puede consultar las clasificaciones de los colegas.
  • Asociaciones de abogados locales, del condado y estatales: Todos los colegios de abogados tienen servicios de referencia de abogados, los cuales lo ponen en contacto con un abogado en su región cuya práctica legal se centra en el área que usted solicita. Las referencias son gratuitas y se realizan de forma rotativa. Su primera cita de media hora con el abogado es típicamente facturada a una tarifa muy reducida.
  • Referencias personales: Es posible que ya conozca a alguien que ha estado a cargo del patrimonio o fideicomiso de alguien, pero usted no está al tanto de ello. Pregunte a las personas en las que usted confía donde usted trabaja, dentro de su familia o en su lugar de culto si han trabajado personalmente con un abogado en asuntos de patrimonio o de fideicomiso y si estaban satisfechos con el servicio que recibieron.
  • *Referencias de otros profesionales o dentro de bufetes de abogados: Es posible que ya esté trabajando con un profesional de impuestos o un asesor de inversiones que puede tener el nombre de un abogado que sabe que es competente y razonable. Por lo general, las referencias de otros profesionales son buenas – después de todo, la reputación profesional de la persona que hace la referencia está tan en juego como la de la persona que está siendo recomendada. Referir a una persona no calificada no beneficia a nadie.
  • ADD YOUR COMMENT